7 CONSEJOS SANOS PARA LOS ADULTOS MAYORES

Febrero es el mes del corazón, un momento ideal para comprometerse a realizar pequeños cambios que pueden llevar a una vida de salud cardíaca de por vida. ¿Sabías que la enfermedad cardiovascular es una amenaza importante para la salud de las personas mayores? La Asociación Americana del Corazón informa que el 84 por ciento de las personas mayores de 65 años de edad mueren a causa de una enfermedad cardíaca.

Aquí hay siete consejos inteligentes para la salud del corazón que ayudan a las personas mayores a cuidar sus corazones y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Si eres un hijo adulto que cuida de sus padres, aquí hay algunos consejos que puedes darles para promover el bienestar y ayudarlos a llevar un estilo de vida saludable.

  1. Mantener un peso saludable. El peso adicional puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y problemas de los huesos. Mantener un peso corporal ideal es difícil, especialmente a medida que envejeces. Por lo tanto, comer bien, controlar las porciones y hacer ejercicio son las claves para un corazón sano.
  2. Fibra. Fibra. Fibra. Incluir fibra en su dieta es crucial. Te mantiene lleno y ayuda a disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Los alimentos ricos en fibra, que incluyen frutas, verduras, frijoles, pan integral y nueces, son excelentes opciones para ayudar a mantener su corazón saludable.
  3. Muévanse. La actividad física regular es un aspecto esencial de un estilo de vida saludable para el corazón. Un mínimo de treinta minutos de ejercicio moderado cada día puede ayudar a las personas mayores a mejorar la salud de su corazón y disminuir su presión arterial.
  4. Comer de manera colorida Las personas mayores deben obtener al menos cinco porciones de frutas y verduras cada día. Son bajas en calorías y altas en vitaminas, minerales y fibra. Llene su plato con tantos tonos de verduras como sea posible, ya que cada color indica la concentración de un nutriente específico. Si las frutas y verduras frescas no están fácilmente disponibles, considere comprar alimentos congelados o enlatados. Estos contienen las mismas vitaminas y minerales, pero a menudo son más rentables.
  5. Dejar de fumar. Beber menos. Fumar productos de tabaco y beber alcohol, sin importar su edad, pueden afectar el corazón. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, incluidas enfermedades coronarias y derrames cerebrales. Beber cantidades excesivas de alcohol puede causar un aumento de la presión arterial, que puede provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.
  6. Reduce el estres. Todos afrontamos el estrés de diferentes maneras. El estrés crónico y la ansiedad son factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

Consejos para ayudar a aliviar el estrés y mejorar su estado de ánimo general:

• Practicar la respiración profunda

• Hacer yoga o ejercicios de estiramiento.

• Acariciar a un perro o gato

• Habla con un amigo

• Ir a paseos cortos

• Participar en pasatiempos y otras actividades que disfrute

7. Dormir. La falta de sueño o la mala calidad del sueño pueden interrumpir su metabolismo, afectar su presión arterial y aumentar la inflamación en el cuerpo, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Es recomendable que los adultos mayores duerman ocho horas cada noche. Para mejorar la calidad del sueño, se debe intentar establecer una rutina a la hora de acostarse, evitar el exceso de cafeína durante el día y considerar tomar una siesta corta durante el día.

Nunca es demasiado tarde para comenzar a llevar un estilo de vida saludable para el corazón para reducir su riesgo de enfermedad cardíaca. Si es necesario, ayude a su padre anciano a trabajar con su médico de cabecera para mantener los problemas de salud bajo control.

Extraído de:  www.firstlighthomecare.com 

Gericare Perú – Llevamos salud al Adulto Mayor (www.gericare.pe)