ESCARAS EN EL ADULTO MAYOR

Las escaras o úlceras por presión son lesiones en la piel que son causadas por la falta de irrigación de la sangre en zonas del cuerpo donde se ejerce más presión, generalmente donde la piel está más cercana al hueso: tobillos, talones y caderas. Esta falta de circulación se debe generalmente a que las personas están postradas en cama, en una silla de ruedas o sufren de alguna incapacidad para cambiar de posición.

La forma de percatarnos de que está surgiendo una Úlcera por Presión (UPP) es tomando en cuenta sus etapas de desarrollo.

Primera etapa.– La lesión es meramente superficial y se manifiesta con enrojecimiento en la zona presionada.

Segunda etapa.- Se manifiesta también en la zona superficial de la piel ocasionando ampollas y erosiones.

Tercera etapa.– El tejido graso ya se encuentra afectado y alcanza a los músculos aunque no los compromete.

Cuarta etapa.– La ulceración llega hasta el músculo, hueso, articulaciones e, incluso algunas cavidades orgánicas.

Especialmente los Adultos Mayores tienen una mayor propensión a las UPP debido a que su piel se adelgaza y se regenera con más lentitud. Pero también hay otros factores externos que hacen que éstos se encuentren más propensos:

  • Humedad que generalmente en resultado de incontinencia urinaria o fecal.
  • Pliegues en la ropa
  • Camas o asientos muy duros

Cómo prevenir las Úlceras por Presión:

  • Movilizar al paciente cada dos Horas.
  • Higiene, hidratación y lubricación en la piel.
  • Educar al personal o al familiar que lo cuida para que detecte signos de alarma.

Cómo tratar las Ulceras por Presión: 

Generalmente es una enfermera o Auxiliar de enfermería la que se encarga de la limpieza, curación y de la aplicación de medicamentos cicatrizantes. Es por ello que este personal debe tener el correcto entrenamiento para detectar los primeros signos.

Extraído de:   www.i50mas.com

Gericare Perú – Llevamos salud al adulto mayor (www.gericare.pe)