Informes: 996130196 - 996488406 - info@gericare.pe
Introduzca el tema que desea buscar.

Unidad de Curación de Escaras.

Descripción

Nuestra unidad está conformada por enfermeras especialistas en la curación de heridas y úlceras crónicas como las úlceras de presión, las ulceras varicosas y las del pie diabético. Dominan perfectamente el método de la curación cerrada y húmeda empleando procedimientos y aditivos (apósitos) de manera protocolizada según el tipo de úlcera, la profundidad y el grado de contaminación o infección de la misma. Utilizando las técnicas más apropiadas, de acuerdo a cada fase o momento de evolución de la úlcera, armonizan los procedimientos con los propios mecanismos de curación y cicatrización de nuestro cuerpo.

Esta unidad cuenta además con geriatras y nutricionistas, quienes supervisan y garantizan el soporte médico y nutricional, que son imprescindibles para el éxito del tratamiento.

Luego de una valoración inicial del caso médico y nutricional, la enfermera especialista examina cuidadosamente la herida o úlcera para determinar su condición y en base a ello elaborar un programa médico, nutricional y la frecuencia con que se realizarán las curaciones de enfermería. Además se indicarán los materiales que serán necesarios para el trabajo y se buscará en todo momento la capacitación y colaboración del familiar o cuidador para que participe activamente en los cuidados especialmente los días que no hay visita de la enfermera.

Las escaras son la denominación común o popular que se le dá a las úlceras de presión o úlceras de decúbito, que son aquellas lesiones, heridas o úlceras que se producen en la piel de las personas que están postradas sin poder moverse en la cama. Los adultos mayores son los más sensibles a la inmovilidad en cama y rápidamente pueden producirse estas lesiones, sobre todo en las zonas donde hay una protuberancia ósea como en la zona del coxis, en las nalgas, en los costados de la cadera, talones, etc. Estas heridas son muy peligrosas porque rápidamente pueden profundizarse, provocan mucho dolor y pueden infectarse pudiendo provocar en varios casos una infección generalizada y ocasionar la muerte. La mejor estrategia es evitar su ocurrencia, evitando la inmovilidad del paciente en la cama. Sin embargo en muchos casos nos vemos con la realidad de que ya se han producido una o más de estas lesiones de la piel y lo único que se puede hacer es realizar las curaciones correspondientes.

Una úlcera por presión es perfectamente curable si se realizan las curaciones correctamente y se brinda un soporte nutricional adecuado al paciente. Estas dos condiciones son simultáneas e imprescindibles para el éxito de la curación. Lamentablemente muchas veces los familiares o cuidadores que atienden a estos pacientes con úlceras por presión, no conocen las técnicas correctas de curación y sin quererlo empeoran los casos en lugar de mejorarlos. Incluso hemos podido ver que personal de salud incluso profesionales no capacitados realizan incorrectamente las técnicas de curación.

unidad-de-curación-de-scaras

Ir arriba